jueves, 27 de marzo de 2014

Suplementación con monohidrato de creatina y Taekwondo.

Las ayudas ergogénicas son habituales en el deporte de alto nivel, bien porque el organismo es sometido a un excesivo "estrés" fisiológico provocado por el entrenamiento y necesita un aporte extra de alguna sustancia o nutriente para recuperar el nivel óptimo, o bien porque pueden aportar mejoras al desempeño del deporte.


Pero ¿por qué es interesante la suplementación con monohidrato de creatina en el taekwondo? Para comprender esto, explicaremos brevemente las exigencias fisiológicas del taekwondo. El taekwondo es un deporte en el cual el éxito viene dado mediante acciones explosivas, contracciones musculares de alta intensidad y corta duración, pero que se han de repetir durante todo el combate. Estás acciones, se deben repetir durante todo el combate, de forma intermitente y aleatoria. A nivel metabólico, estás acciones de alta intensidad y corta duración se encuentran en la vía de los fosfágenos (anaeróbica aláctica), que utiliza cómo sustrato energético el propio ATP muscular y la fosfocreatina (PCr). Aunque la suma de estas acciones de manera repetida, puede agotar dichos sustratos energéticos y favorecer que a lo largo del combate otras rutas metabólicas: anaeróbica láctica (para seguir reponiendo el ATP) y aeróbica (para eliminar H+ y CO2).

Para poder comprender correctamente estos procesos metabólicos y como la suplementación con creatina (Cr) nos puede ayudar, explicaremos brevemente las necesidades energéticas del músculo para su contracción. Para que se produzca una contracción muscular es necesario que el ATP sea hidrolizado en la célula muscular para producir energía. La hidrólisis de un mol de ATP produce, en presencia de un mol de agua y un átomo gramo de Mg++, un mol de adenosina 5’-difosfato (ADP), un átomo gramo de fosfato inorgánico (Pi), otro de hidrogenión (H+) y 31.8 kJ de energía. Tras este proceso, el ATP debe ser repuesto para asegurar la producción de energía para una nueva contracción muscular. Cómo ya sabemos,  esta reposición en acciones de alta intensidad y corta duración se produce mediante la fosfocreatina cómo muestra la siguiente imagen:

PCr + ADP + H+ <----> Cr + ATP

 La concentración normal de total Cr (Cr + PCr) es de unos 125 mmol/kg músculo seco (Balsom et al., 1994), estando el 65% fosforilada en forma de fosfocreatina en reposo (Connet, 1987; Casey et al., 1996a). La supelentación con Cr parece que puede elevar la concentración de Cr intramuscular, por lo su posible efecto ergogénico puede suponer que: : 1) una mayor [PCr] proporciona más ATP para la contracción muscular en ejercicios de corta duración y elevada intensidad, 2) una mayor [PCr], junto con ADP y H+ produciría ATP y Cr durante el esfuerzo, lo que amortiguaría parte de la  bajada del pH y 3) el incremento del transporte de energía dentro de la célula producido por la Cr podría mejorar el desempeño en esfuerzos aerobios e intermitentes de alta intensidad, debido principalmente a que pueda tener un efecto amortiguador sobre el descenso del pH intramiocitario en esfuerzos intensos, ya que una mayor [PCr] intramiocitaria atenúa la caída de la [ATP] intramiocitaria, con la que la glucogenólisis se retrasa, tamponándose la caída del pH y teniendo en cuenta que la glucogenólisis se inicia prácticamente al comienzo del ejercicio intenso, mayor [PCr] intramiocitaria disminuiría la [H+] para producir ATP.

Parece obvio que tras lo expuesto, la suplementación con monohidrato de creatina en taekwondo es adecuada para incrementar el rendimiento. La duda surge ahora en cómo administrar la suplementación. Existen diferentes propuestas, hay autores que proponen una suplementación "aguda": Francaux et al. (2000), según los cuales la ingesta propuesta es de 21g Cr/día durante 14 días, Harris et al. (1993), en el que la suplementación de Cr en su estudio fue de 30g/día durante 6 días o Nelson et al. (2000), según los cuales el aporte debería ser 20g/día de monohidrato de Cr durante 7 días. Parece que la carga aguda y a corto plazo de Cr (20-25g Cr/día durante 5-10 días) produce efectos beneficiosos sobre el rendimiento en:

  • Ejercicios de alta intensidad y corta duración, donde la hidrólisis de PCr contribuye de forma predominante en la producción de ATP requerido, con mínima participación de la fosforilación oxidativa, debido a que la ingesta de Cr incrementa los depósitos intramusculares de PCr. 
  • Ejercicios donde se produzca una excesiva bajada del pH intracelular, ya que la hidrólisis de PCr actúa como buffer del descenso del pH, debido a que se consume un hidrogenión. 
  • Ejercicios donde el transporte de fosfatos de alta energía en el interior de la célula muscular sea importante, como ocurre en ejercicios intensos separados entre sí por pequeños períodos de recuperación o en ejercicios donde predomine la fosforilación oxidativa, ya que el incremento de la [Cr total] intracelular facilita el transporte de ATP desde los sitios de producción hasta los de su utilización. 

Sin embargo, algunos estudios han contrastado que esta forma de aportar la Cr puede supone un amento de la masa del deportista entre 0.9 y 2.2Kg (Williams, 1998), un efecto no siempre deseado en nuestro deporte. 

Otros autores, (Rawson, E.S; Stec, M.J; Frederickson, S.J; y Miles, M.P., 2010) proponen una suplementación con dosis bajas (2-3gr/día durante 6 semanas) cómo forma de aumentar la concentración de Cr plasmática sin aumentar la a masa corporal, la masa libre de grasa, masa grasa, porcentaje de grasa corporal, el agua corporal total, después de la suplementación, manteniendo los beneficios sobre la fatiga antes descritos. Así mismo, parece que el mejor momento para realizar el aporte de Cr es cuando los depósitos de la misma se encuentran en los niveles más bajos, de forma que los receptores son más sensibles a su captación. Por este motivo es recomendable que su ingesta se produzca durante o inmediatamente después del esfuerzo. 





martes, 25 de febrero de 2014

Análisis biomecánico del Bandal Chagui.

En este post se expondrá el análisis biomecánico de una de las técnicas más comúnmente utilizada por los deportistas durante los combates: el bandal chagui. Para ello volveremos a servirnos de los estudios realizado por el Dr. Ramón Olivé durante el año 2005 con los deportistas del equipo español de taekwondo y los datos que este mismo proporciona. 

En su estudio, para ver el comportamiento de los grupos musculares más representativos del tronco, cadera y extremidades inferiores, así como las fuerzas que se generan tanto en la pierna de apoyo como en la de impacto, el Dr. Olivé, aunó la señal EMG, la utilización de la plataforma de fuerzas y la videografía. Para ver la implicación de cada grupo muscular y las fuerzas generadas, se ha dividido la técnica en tres periodos en función del momento en que se produce el contacto de la pierna de apoyo sobre la plataforma de fuerzas: Periodo I (apoyo bipodal), Perido II (apoyo Unipodal), Periodo III (impacto).

Los datos que se exponen no son absolutos para todos los individuos, pues pueden variar en función de la anatomía y capacidad técnica. Sin embargo, son una referencia fiable para comprender la biomecánica de esta técnica, puesto que al estudio se han sometido deportistas de alto nivel con un desempeño motor muy elevado. 

Biomecánica de la tácnica Bandal Chagui.

En la primera fase de inicio del movimiento la cadera de apoyo se encuentra con una flexión de 72,21º y una abdución de 16,75º, mientras que la cadera de impacto presenta una flexión de 23, 26º y una abducción de 3,33º, es decir, en una posición prácticamente neutra. Durante esta primera fase, la extremidad de impacto alcanza su máxima extensión (9,8º) y la pierna de apoyo alcanza la máxima adducción (2,4º).

Durante la segunda fase se produce un pivotaje de la pelvis sobre la extremidad de apoyo para proyectar la extremidad de golpeo. En este momento, las fuerzas que actúan sobre ambas caderas alcanzan los niveles máximos de velocidad lineal y angular. Se encuentra una flexión de 52,69º y una abducción de 0,12º, en la cadera de la pierna de apoyo. Mientras en la cadera de la pierna de ataque se presenta un flexión de 15,16º y una abducción de 0,72º preparando se para proyectar la pierna hacia el adversario. Aquí se alcanza la máxima extensión de la pierna de apoyo.

En la tercera Fase o de impacto propiamente dicha la pierna de apoyo presenta una flexión de 23,64º y una abducción de 43,88º, la cadera de impacto presenta una flexión de 73,91º y una abducción de 57,02, su máxima flexión en la fase de postimpacto.

A continuación se presenta una tabla en la que se indican los principales grupos musculares que intervienen en cada fase de la técnica. Debemos tener en cuenta la lateralidad: la pierna derecha será la de golpeo y la izquierda será la pierna de apoyo.



Si queréis conocer más a fondo el estudio biomecánico de esta y otras técnicas podéis pinchar en el siguiente enlace para acceder a la tésis Estudio de la cadera del practicante de taekwondo. 

Estudio de la cadera del practicante de Taekwondo. Dr. Ramón Olivé

jueves, 13 de febrero de 2014

Tesis doctoral: Estudio de la cadera del practicante de Taekwondo. Dr. Ramón Olivé.


En el año 2005 el Dr. Ramón Olivé Vilás presentaba su tesis doctoral titulada "Estudio de la cadera del practicante de Taekwondo". En ella se analizan los mecanismos de aparición de lesión, valorando las fuerzas que se desencadenan en la cadera durante las principales acciones, los arcos de movilidad que exigen y los la correspondiente activación de los músculos que allí se insertan. En este estudio participaron deportistas como Juan Antonio Ramos, Jon García o Iván Ron. Las conclusiones con las que finalizaba son las siguientes:

1. ¿En que entidad patológica podemos encuadrar la afección de la cadera del practicante de Taekwondo?

El 40% de los practicantes de taekwondo, con un a edad media de 24,68 años, presentan criterios de artosis en su cadera.

2. ¿Existe una mayor incidencia en función de sexo, valores antropométricos,  edad de inicio de la práctica deportiva, horas de práctica o pierna dominante? 

Los parámetros como sexo, edad, valores antropométricos, edad de inicio de la actividad, horas de práctica semanales y pierna dominante o  de apoyo no tienen significación estadística de una mayor incidencia de artrosis. Pero si existe una incidencia mayor a localizarse las lesiones en la pierna de apoyo. 

3. ¿Qué sintomatología define el cuadro y su repercusión sobre la funcionalidad de la articulación?

La rigidez matutina es un síntoma precoz que con el tiempo evolucionará hacia una limitación de la movilidad que mejora con el transcurrir del día y la actividad física.

4. ¿Qué tipo de lesiones anatomopatológicas son las más frecuentes en estos deportistas? 

Se caracterizan por ser un proceso proliferativo, siendo el osteofito pericapital la lesión más frecuente mientras que el pinzamiento articular es de aparición tardía.

5. ¿La estructura anatómica de la cadera es un factor de riesgo? 

Los valores displásicos en el ángulo VCA de la cadera derecha cuando esta presenta artrosis son estadísticamente significativos (p= 0,018). El ángulo HTE no llega a tener significación estadística pero está cercano a ello (p=0,068). Ambos ángulos cuando son displásicos los podemos considerar un factor de riesgo.

6. ¿Qué exploraciones complementarias nos ayudan más al diagnóstico precoz de esta entidad patológica? 

La radiología simple con las proyecciones incluidas en el protocolo (frente de pélvis, falso perfil y proyección de Dunlap) es una buena técnica para el diagnóstico inicial de presunción, mientras que la RMN y la TAC son los métodos más exactos para valorar fenómenos proliferativos (osteofitos, esclerosis, geodas) así coma para valorar el adelgazamiento del cartílago articular.

7. ¿Qué fuerzas se desarrollan en el seno de la articulación, qué rangos de movilidad se producen y cómo se comportan los diferentes grupos musculares tanto de la pierna de apoyo como de la pierna dominante (golpea al contrario) durante la ejecución de las diferentes técnicas básicas de ataque? 

El salto es el mecanismo que aparece como una de las causas principales en la génesis de la artrosis del taekwondista junto con los movimientos extremos de flexión, rotación interna y abdución forzada.

La EMG-dinámica se muestra como la más útil para el estudio de las fuerzas que tienen lugar en la cadera durante la ejecución de las diferentes técnicas, al permitir analizar el tiempo de trabajo y el porcentaje, en relación a la contracción máxima isométrica, en cada músculo que actúa en las diferentes fases de la ejecución técnica.

El Dolyo chagui es la técnica con mayores picos de carga sobre la cadera y por tanto presumiblemente sería la que ocasiona una mayor repercusión patológica. Mientras que el Tuit chagui y el Mondolyo 

A continuación, podréis acceder a la tesis completa del Dr. Ramón Olivé Vilás pincahndo en el siguiente enlace:

La cadera del practicante de Taekwondo

martes, 4 de febrero de 2014

Componentes y determinantes de la flexibilidad (2).

Continuando con el anterior post, Componentes y determinantes de la flexibilidad (1), hablaremos de los factores neurofisiológicos y extrínsecos que condicionan el entrenamiento y desarrollo de esta cualidad. A lo largo de este texto intentaremos explicar brevemente los componentes nerviosos que intervienen en la capacidad de elongación del músculo (el reflejo miotáctico o de estirámiento, el reflejo miotáctico inverso y el reflejo de inhibición recíproca), así como los principales condicionantes extrínsecos para el entrenamiento de la flexibilidad.

2. Factores neurofisilógicos.

Los factores y condicionantes neurofisiológicos van a intervenir exclusivamente sobre el componente muscular, con el objetivo de reducir el tono o tensión del músculo para facilitar su extensibilidad. Sobre los componentes ligamentosos ya se ha visto en la entrada anterior que los parámetros relevantes que permitirán mayor o menor elongación son principalemente la composición y comportamiento mecánico de los tejidos, así como la forma y disposición de las articulaciones. 

Los factores neurofisiológicos que van a intervenir sobre la capacidad de extensión del músculo son tres: el reflejo miotáctico, el reflejo miotáctico inverso y el reflejo de inhibición recíproca. 

2.1 Reflejo miotáctico.

Para comprender el funcionamiento de este reflejo debemos conocer los componentes neurales que participan en el funcionamiento del mismo.  En primer lugar, situado en el vientre muscular, contamos con un receptor de estructura compleja denominado huso neuromuscular, compuesto por fibras sensoriales y fibras motoras propias. Este receptor transmitirá información al sisteman nervioso de los cambios en el estiramiento del músculo. Cuando el músculo se estira de forma repentina, brusca o en exceso, el huso neuromuscular emitirá una señal a la médula, en donde se excitarán una serie de motoneuronas alfa que enviarán al músculo la orden de contraerse con el fin de evitar una posible rotura.


En la imagen, podemos apreciar como una fuerza genera un estiramiento repentino en el músculo, activando el huso neuromuscular, el cual envía esta información a la médula. Inmediatamente, se activa una motoneurona que estimula al músculo para contraerse. 

Sin embargo, si se mantiene una posición de estiramiento con la tensión necesaria como para activar el reflejo miotáctico, la señal del huso neuromuscular se va adaptando, produciéndose una inhibición de este mecanismo y se va a reducir el tono muscular. De esta forma, se conseguirá ganar capacidad de deformación del músculo y, en consecuencia, aumento de la capacidad de estiramiento.

Para producir la inhibición del reflejo miotáctico, es necesario mantener la posición de estiramiento entre 6-8 segundos, ya que este es el tiempo mínimo de adaptación del receptor nervioso. En consecuencia, estirar menos de este tiempo no aporta ningún efecto para la reducción de la tensión que aporta el sistema muscular cuando es factor limitante de la movilidad (Bandy, Iron y Briggle, 1997).

2.2. El reflejo miotáctico inverso.


En este caso, el receptor nervioso que informará al Sistema Nervioso Central de la situación del músculo se encuentra en el tendón y se denomina órgano tendinoso de Golgi (OTG). Cuando aumenta la tracción que el músculo ejerce sobre el tendón, bien por una contracción excesiva o por un estiramiento prolongado. Cuando esto ocurre, el OTG envía información a la médula inhibiendo por vía refleja la motoneurona alfa encargada de la contracción, logrando una relajación del músculo ganado así mayor capacidad de elongación. 


Este mecanismo necesita un tiempo de adaptación de al menos unos 6-8 segundos para entrar en funcionamiento.

2.3. Reflejo de Inhibición Recíproca.

Este es el mecanismo más sencillo. Cuando un músculo se contrae (agonista), el músculo contrario (antagonista), se relaja (inhibe) para permitirle el movimiento. Este fenómeno se denomina inhibición recíproca y ocurre en todos los movimientos. Por este motivo, cuando estamos estirando si contraemos el músculo contrario, conseguiremos mayor relajación en el músculo que pretendemos elongar.  

3. Factores externos.

Estos son el sexo (las mujeres tienen menor masa muscular, menor stiffnes muscular y mayor laxitud ligamentosa), la edad (puesto que esta cualidad física involuciona desde el nacimiento, pero sobretodo a partir de los 10-12 años), la hora del día (por la mañana el músculo se deforma menos), y por su puesto la temperatura externa e interna (con mayor temperatura, mayor capacidad de elongación).

En próximas publicaciones expondremos los métodos propuestos por diferentes estudios como los más adecuados para el desarrollo de la flexibilidad, una cualidad que cada vez es más y más determinante en el TKD.






miércoles, 22 de enero de 2014

Componentes y determinantes de la flexibilidad (1).

El termino flexibilidad se ha generalizado en el mundo del entrenamiento para referirse a la cualidad física relacionada con la capacidad alto nivel de movilidad o amplitud. Por lo que alguno autores, definen a esta cualidad física que permite desarrollar movimientos en diferentes grados de amplitud como movilidad articular (Porta, 1987; Weineck, 1988). Así la flexibilidad podríamos definirla como "la capacidad máxima de movimiento de una articularción" (Alter, 2000); "capacidad de movilidad articular de un segmento o articulación" (Kirkendall, Gruber y Johnson, 1987); "amplitud de movimiento de una/s articulación, reflejando la capacidad de las estructuras músculo tendinosas de estirarse dentro de los límites propios de cada articulación" (Hubley- Kozey, 1991).  Funcionalmente, desde el punto de vista del gesto deportivo, podríamos concluir que la flexibilidad es la capacidad de realizar movimientos, de forma voluntaria y orientados a un objetivo, con la necesaria (o sea, óptima) amplitud de movimiento de las articulaciones implicadas. 

No debemos confundir los términos de flexibilidad (o movilidad articular) con el de elasticidad. La elasticidad es "la capacidad que tienen un cuerpo de retornar a su posición de reposo una vez que cesan las fuerzas que lo han deformado" (Nordin y Frankel, 1989). 

Madveiev (en García Manso en al, 1996) establece una clasificación  de la flexibilidad en relación al grado de desarrollo de la misma:

  • Flexibilidad absoluta: máxima movilidad articular solicitada en momentos o gestos concretos. 
  • Flexibilidad de trabajo: rango normal de movilidad solicitada por la actividad deportiva.
  • Flexibilidad residual: nivel de elongación superior al de trabajo que el deportista debe desarrollar para evitar rigideces que puedan afectar a su grado de movimientos en sus gestos deportivos.

Componentes y determinantes de la flexibilidad.

Cuando queremos trasladar una articulación hasta su punto máximo de movilidad hay factores limitantes que intervienen por el siguiente orden:
  1. El componente muscular: el tono de la musculatura que esté impolicada en la dirección del movimiento.
  2. El componente articular: forma delas superficies óseas y limitaciones del sistema ligamentoso.
Lo cual supone que, para aumentar la flexibilidad en una articulación, debemos en un primer momento reducir la resistencia que plantea la musculatura (reducir su stiffnes muscular y mejorar su elongación), y, después, incidir sobrea la deformación plástica del tejido ligamentoso. 

Estos componentes pueden verse afectados por gran cantidad de factores que veremos a continuación. Siguiendo a Porta (1993) podemos plantear los factores y componentes limitantes de la flexibilidad:

1. Factores Mecánicos

Las dos principales propiedades mecánicas de los materiales biológicos son:
  • Rigidez: sería la resistencia física de un cuerpo para romperse ante una fuerza externa.
  • Elasticidad: sería la capacidad física de un material para deformarse a partir de una fuerza externa y recuperar su estado inicial de de reposo sin modificación estructural o funcional.
Los componente básicos del tejido conjuntivo son básicamente el colágeno y la elastina. El colágeno aporta al material capacidad de resistencia a la tracción (rigidez) y se caracterizan por si poca capacidad de extensión. La elastina aporta al tejido capacidad elástica. Estos componentes se distribuyen de forma diferente en los tejidos orgánicos, lo que hace que tengan propiedades físicas distintas.

1.1. Estructura ósea.

El rango de movimiento de una articulación viene definido por el ángulo que pueda lograrse entre los distintos huesos que la forman. Depende del tipo de articulación y de la disposición de las superficies articulares. La propia forma ósea va a permitir mayor o menor grado de movimiento (Kapandji, 1989).

1.2. Estructura ligamentosa. 

La forma de la cápsula articular y el sistema ligamentoso accesorio que protege la articulación suponen un factor limitante a la movilidad de esa articulación. Los ligamentos soportan tensiones bajas pero con gran capacidad de deformación, puesto que presenta una mayor porcentaje de elastina que de colágeno. Es un material muy elástico y poco rígido. Si  se elonga ese material hasta su limite elástico, se producirá una deformación permanente. El punto elástico y el límite elástico de un ligamento se pueden modificar ligeramente con el entrenamiento de flexibilidad. Sin embargo, en muchas articulaciones el entrenamiento de flexibilidad no consigue generar adaptaciones sobre las estructuras ligamentosas, ya que es necesario llegar al máximo rango de movilidad de la articulación. En muchas ocasiones la rigidez de la musculatura que interviene en esa articulación impide alcanzar dicha amplitud impidiendo estimular los ligamentos.

1.3. Tejido Muscular.
El músculo está formado por estructuras en paralelo (tejido conjutivo), en serie (tendones) y tejido contráctil (sarcómeros). Mediante la elongación forzada (bien por la gravedad, la fuerza de otra persona o de la musculatura antagonista) se pueden romper las cadenas de actina y miosina del sarcómero, lo que se traducirá en elongación muscular. Un sarcómero puede estirarse hasta un 50% de su longitud en reposo, pero el tejido conectivo puede actuar cómo limitante a esta elongación. Su oposición al estiramiento dependerá de la cantidad de colágeno y elastina que contenga. El stiffnes o dureza muscular (mayor cantidad de puentes de actina y miosina en los sarcómeros) dificulta, también, la elongación de las estructuras contráctiles, reduciendo la capacidad de deformación elástica del músculo. 





miércoles, 15 de enero de 2014

Entrevista a técnicos: Rosendo Alonso (México).

Rosendo Alonso, oriundo de Tenerife (España), es el actual entrenador de la selección mexicana. Como deportista ha alcanzado numerosos títulos: Ctos. de España Sénior 1998, 2000, 2004 y 2005 (Oro), Copa de S. M. El Rey 2001, 2002, 2003, 2005 y 2012 (Oro), Cpto. de Europa Junior, Grecia 1997 (Oro), Cpto. de Europa Absoluto, Noruega 2004 (Oro), Cpto. de Europa por Equipos 2003 y 2004 (Oro), Cpto. del Mundo Absoluto 1999, 2003 y 2005 (Bronce), Copa del Mundo 2001, Vietnam (Plata).

Actualemente, Rosendo se encuentra al frente del equipo masculino de México con el cual ha alcanzado el segundo puesto en el Cto. del Mundo de Puebla 2013 y el primer puesto en la Copa del Mundo. En este último evento fue elegido como el mejor Coach del campeonato. 

Para comenzar, me gustaría que nos comentaras cual o cuales crees que son las características necesarias para ser un buen entrenador de Taekwondo.
  
Creo que hay muchos factores que influyen a la hora de obtener o no resultados, no obstante, podría citar algunos que considero importantes:   Debido a la implementación de los petos electrónicos y los cambios constantes que se han producido en nuestro deporte en tan poco tiempo, creo que una de las cosas más importantes para que el atleta tenga éxito, es la capacidad de adaptación o la capacidad de cambio que tenga un entrenador. Nadie puede afirmar que el taekwondo de hoy en día es el mismo que el taekwondo de hace 10 años. No se puede seguir entrenando como entrenábamos en nuestra época de competidores.   Por lo tanto, en mi humilde opinión, creo que el entrenador debería  analizar  cómo se está desarrollando nuestro deporte, crear la forma en la que se va a trabajar y aplicarla directamente en los entrenamientos.   También debe pensar que nadie es indispensable y respetar el papel de los otros profesionales (preparador físico, médico, psicólogo, nutricionista, fisioterapeuta, etc.) al igual que quieres que respeten tu trabajo, deseas que los roles de cada profesional encajen a la perfección  para  conseguir  el objetivo común, que es el atleta y sus resultados .   También creo importante el afán de superación del entrenador, tener esas ganas de contar cada día  con un equipo mejor y transmitirlo a los atletas.       

Teniendo en cuenta la evolución y transformación que ha sufrido el taekwondo en los últimos tiempos ¿Qué aspectos técnicos, tácticos, físicos y psicológicos consideras que son los más importantes en el taekwondista?  

Con este nuevo taekwondo y el tipo de combate, se ve que el atleta ectomorfo parte con ventaja al poder ejecutar las acciones con menos riesgo de punto en su contra y mayor posibilidad de puntos a favor. Se puede afirmar, que es un atleta que trabaja mucho su pierna delantera y que realiza un combate casi exento de táctica. No obstante, no creo en el competidor  ideal en el taekwondo, cada atleta es un mundo… y cualquiera puede ganar independientemente de su somatotipo o capacidades si se aplica una buena estrategia de combate.   Por eso, el método integrado de entrenamiento  debe variar individualmente en cada uno de los atletas. Teniendo en cuenta, que cada deportista  tiene sus fortalezas y debilidades, intentando potenciar las primeras y reducir las segundas.   En el área psicológica, como comenté en la primera pregunta, tenemos una excelente profesional que se encarga de esa área, nosotros como entrenadores podemos decir en qué estado psicológico queremos al atleta, pero no  podemos inmiscuirnos en el campo de actuación de otros profesionales   

Y  por lo tanto, ¿Qué importancia le otorgas a cada contenido del entrenamiento: físico, táctico, técnico, psicológico? ¿Cómo distribuyes y organizas estos contenidos en la programación del entrenamiento?  

Todo depende de la planificación, en la etapa en la que nos encontremos, los campeonatos a los que asistamos o los objetivos que queramos aplicar para darle más importancia a unos u  otros aspectos o capacidades. Para distribuir los contenidos, técnico-tácticos o psicológicos a lo largo de la planificación, tomamos referencias mediante la observación de competiciones previas, si hubo alguna deficiencia técnico-táctica (que siempre las hay), para poder corregirlas con posterioridad, o virtudes que tengamos que seguir perfeccionando. Lo mismo pasa con las deficiencias físicas, mediante la observación individual, debemos verificar si los contenidos están dando el resultado que deseas, y si no es así, modificarlos para conseguir el objetivo planificado.      

Teniendo en cuenta la creciente importancia del Ranking Mundial, la eliminación de los Open Clase A (que ahora serán todos G1), la creación de los Grandes Premios (G8), que se suman a los campeonatos continentales y mundiales (individuales y por equipos) parecen haber supuesto un gran cambio en los calendarios. Ahora hay un mayor número de pruebas relevantes, frente a lo que ocurría hasta ahora, ¿Cómo afecta esto a la planificación del entrenamiento?   

Está claro que son muchos más eventos de los que se hacía en años anteriores. Esto acarrea tiempo para los viajes y su descanso previo. Por otro lado, influye en la recuperación posterior,  lo que lleva a retrasos en la consecución de objetivos que afectan a la planificación. No obstante, yo veo en  cada evento, una posibilidad de escalar en  la tabla del ranking, que es el objetivo general.         

A pesar de las características comunes que se pueden observar en los combates de taekwondo, este sigue siendo un deporte individual ¿Cómo consigues obtener el máximo rendimiento de cada deportista? ¿Crees que es importante individualizar los entrenamientos en deportistas de alto nivel? ¿Cómo conseguirías esto?   

Como bien dices, para mí no es importante sino indispensable individualizar los entrenamientos. Cuando tienes un gran grupo es muy difícil estar encima de todos los atletas, sin embargo, nuestro equipo está conformado por 5 entrenadores, por lo tanto, el trabajo se comparte más fácilmente. Además, en alta competición, los mismos compañeros pueden ayudar entre sí a corregir los ejercicios, hasta conseguir lo que deseamos si previamente se explica que es lo que se pretende.   

Partiendo de esto, ¿En qué aspectos crees que es importante individualizar los entrenamientos?

Nosotros trabajamos personalmente con un cuadro de fortalezas y debilidades de cada atleta. A parte del trabajo general, al final de la sesión es recomendable que cada atleta dedique un tiempo para los ejercicios que les vamos añadiendo dependiendo de sus carencias y virtudes. También hay sesiones en la planificación, en las que se dividen los grupos en base a los ejercicios planteados. En algunas sesiones generales, a varios ejercicios se añaden variantes en las cuales, cada atleta soluciona la situación táctica a resolver dependiendo de las fortalezas anteriormente mencionadas.       

¿Utilizas alguna estrategia a nivel psicológico o mental para aumentar el rendimiento de tus deportistas? ¿Una vez en la competición que estrategias utilizas para conseguir el máximo rendimiento de los taekwondistas?  

Como bien comenté anteriormente, para que el atleta tenga éxito, se debe dejar que cada componente del cuerpo multidisciplinar realice su trabajo, que en el nuestro particularmente, Marcela Martínez está realizando su parte bastante bien. Ya sentado en la silla, con los años y experiencia y a medida que vas conociendo a tus competidores, sabes de primera mano, que necesita cada uno de ellos y como debes actuar para sacar el máximo rendimiento.     

Por último, como coach, en la silla ¿Qué información y actitud crees que es más útil?

En mi caso personal intento dar información táctica corta y precisa sobre que podemos realizar y que debemos evitar. No creo que sea bueno saturar al deportista con demasiada información. También intento transmitir serenidad aunque por dentro esté hecho un saco de nervios.    

miércoles, 29 de mayo de 2013

Epidemiología Lesional en Taekwondo

En este post presentamos una pequeña investigación llevada a cabo en el 2010 con los deportistas del Centro Gallego de Tecnificación Deportiva (CGTD) de Pontevedra. Este estudio intenta conocer en que medida afectan las lesiones ocasionadas por la práctica del Taekwondo de alto nivel a los diferentes tejidos, cual es el tipo de lesión más frecuente y qué mecanismos de producción y severidad es más habitual.

La muestra para esta epidemiología consta de 90 casos distribuidos en 5 temporadas. La información de los casos fue facilitada, previo consentimiento informado de los deportistas implicados, por los servicios médicos del CGTD.

El instrumento que se utilizó para llevar a cabo la observación sistematizada de los diferentes partes médicos fue un formulario de registro que nos indicaba los siguientes ítems: sexo, edad, tejido afectado, región corporal, tipo de lesión, severidad, mecanismo de producción, condiciones de práctica.

Los resultados obtenidos fueron:
  • Región Corporal: Cabeza 2%, Cuello 1%, Tronco 6%, Hombro 1%, Antebrazo 1%, Mano(muñeca, mano y dedos) 17%, Cadera 1%, Muslo 11%, Rodilla 20%, Pierna 8%, Tobillo 16% y Pie (pie y dedos) 14%
  • Tejidos afectados: 11% tejido tendinoso, el 20% al muscular, el 23% al tejido óseo, el 40% a los articulares y un 6% a otros tejidos.
  • Tipo de lesión: Rotura muscular 1º grado 1%, Rotura muscular 2º grado3%,Rotura muscular 3º grado 0%, Esguince 1º grado 3%, Esguince 2º grado 18%, Esguince 3º grado 8%, lesiones traumáticas leves 38%,Fractura 7%, y Otros 23%.

En base a ellos se han obtenido una serie de conclusiones:
  1. Las principales lesiones son traumatismos leves (38%), seguidos por lesiones articulares en el miembro inferior, representando el 93,75%  del tobillo y el 33,32% de la rodilla.
  2. Incremento en las lesiones producidas en la estructura funcional de la mano (muñeca, mano y dedos) representando el 17% de las lesiones totales.
  3. Las principales lesiones que afectan a esta estructura son la fractura (27%) y la contusión ósea (20%). El 33,33% de las lesiones de la mano presentan una severidad grave, es decir, suponen un periodo de inactividad igual o mayor a 28 días.
  4. Los tejidos más afectados son los articulares, sobre los que recae el 40%, y óseo, el  23%. El índice de lesiones musculares es más bajo, 20%.
  5. Del total de lesiones musculares solo el 22% es por rotura o deformación de la estructura muscular causada por acciones de velocidad, lo cual se explica por alto grado de flexibilidad muscular adquirida por el competidor de taekwondo.
  6. En el entrenamiento se produce más del triple de lesiones que en la competición.
A continuación, podéis acceder a algunos artículos publicados en relación a las lesiones acontecidas durante la práctica del Taekwondo: