miércoles, 8 de octubre de 2014

La resistencia en el TKD: taxonomía para su planificación.

En este post, os presentamos una taxonomía para estructurar la Resistencia dentro del entrenamiento del taekwondo. Como podréis comprobar, se ha estipulado tres niveles de aproximación hacia las manifestaciones de Resistencia que se requerirán en la práctica del TKD, siendo una guía útil para la planificación de esta cualidad. Además, en esta clasificación hemos añadido los métodos que consideramos más adecuados para el desarrollo de las manifestaciones concretas en cada etapa.

Pincha en la imagen para aumentarla. 


jueves, 4 de septiembre de 2014

Análisis biomecánico del Dolyo Chagui.

En este post se expondrá el análisis biomecánico de una de las técnicas más comúnmente utilizada por los deportistas durante los combates: el dolyo chagui. Para ello volveremos a servirnos de los estudios realizado por el Dr. Ramón Olivé durante el año 2005 con los deportistas del equipo español de taekwondo y los datos que este mismo proporciona. 

En su estudio, para ver el comportamiento de los grupos musculares más representativos del tronco, cadera y extremidades inferiores, así como las fuerzas que se generan tanto en la pierna de apoyo como en la de impacto, el Dr. Olivé, aunó la señal EMG, la utilización de la plataforma de fuerzas y la videografía. Para ver la implicación de cada grupo muscular y las fuerzas generadas, se ha dividido la técnica en tres periodos en función del momento en que se produce el contacto de la pierna de apoyo sobre la plataforma de fuerzas: Periodo I (apoyo bipodal), Perido II (apoyo Unipodal), Periodo III(impacto).

Los datos que se exponen no son absolutos para todos los individuos, pues pueden variar en función de la anatomía y capacidad técnica. Sin embargo, son una referencia fiable para comprender la biomecánica de esta técnica, puesto que al estudio se han sometido deportistas de alto nivel con un desempeño motor muy elevado. 

Biomecánica de la técnica Dolyo Chagui.

En la primera fase de la técnica la cadera de apoyo se encuentra en una flexión de 69,42º y una abducción de 16,04º , mientras que la cadera de impacto presenta una flexión de 23,87º y una adducción de 2,14º. Alcanza la máxima flexión la cadera de impacto (131,6º).

Durante la segunda fase o de apoyo unipodal de cadera de apoyo se encuentra con una flexión de 51,08º y una abducción de 0,52º , presenta una escasa variación del rango de movilidad con respecto a la fase I y se está preparando para controlar la estabilidad de la pelvis para permitir proyectar la extremidad de impacto. Mientras la cadera de impacto presenta una flexión de 23,35º y una abducción de 2,64º. En esta fase, la pierna de apoyo alcanza su máxima extensión 18º, flexión 85º y aducción 1,2º. 

Durante la fase III, o de impacto propiamente dicha, la pierna de apoyo presenta una flexión de 28,75º y una abducción de 50,73º  y la cadera de impacto presenta una flexión 80,58º y una abducción de 57,65º. Durante esta fase alcanza su máxima abducción 58,6º de la pierna de apoyo.


viernes, 22 de agosto de 2014

La fuerza en el taekwondo: taxonomía para su planificación.


En este post, os presentamos una taxonomía para estructurar la Fuerza dentro del entrenamiento del taekwondo. Como podréis comprobar, se ha estipulado tres niveles de aproximación hacia las manifestaciones de fuerza que se requerirán en la práctica del TKD, siendo una guía útil para la planificación de esta cualidad. Además, en esta clasificación hemos añadido los métodos que consideramos más adecuados para el desarrollo de las manifestaciones concretas en cada etapa, y hemos justificado el por qué de esa elección y que objetivos perseguimos con cada uno. 

Clicar en la imagen para ampliar. Esperamos que os sea útil.



jueves, 27 de marzo de 2014

Suplementación con monohidrato de creatina y Taekwondo.

Las ayudas ergogénicas son habituales en el deporte de alto nivel, bien porque el organismo es sometido a un excesivo "estrés" fisiológico provocado por el entrenamiento y necesita un aporte extra de alguna sustancia o nutriente para recuperar el nivel óptimo, o bien porque pueden aportar mejoras al desempeño del deporte.


Pero ¿por qué es interesante la suplementación con monohidrato de creatina en el taekwondo? Para comprender esto, explicaremos brevemente las exigencias fisiológicas del taekwondo. El taekwondo es un deporte en el cual el éxito viene dado mediante acciones explosivas, contracciones musculares de alta intensidad y corta duración, pero que se han de repetir durante todo el combate. Estás acciones, se deben repetir durante todo el combate, de forma intermitente y aleatoria. A nivel metabólico, estás acciones de alta intensidad y corta duración se encuentran en la vía de los fosfágenos (anaeróbica aláctica), que utiliza cómo sustrato energético el propio ATP muscular y la fosfocreatina (PCr). Aunque la suma de estas acciones de manera repetida, puede agotar dichos sustratos energéticos y favorecer que a lo largo del combate otras rutas metabólicas: anaeróbica láctica (para seguir reponiendo el ATP) y aeróbica (para eliminar H+ y CO2).

Para poder comprender correctamente estos procesos metabólicos y como la suplementación con creatina (Cr) nos puede ayudar, explicaremos brevemente las necesidades energéticas del músculo para su contracción. Para que se produzca una contracción muscular es necesario que el ATP sea hidrolizado en la célula muscular para producir energía. La hidrólisis de un mol de ATP produce, en presencia de un mol de agua y un átomo gramo de Mg++, un mol de adenosina 5’-difosfato (ADP), un átomo gramo de fosfato inorgánico (Pi), otro de hidrogenión (H+) y 31.8 kJ de energía. Tras este proceso, el ATP debe ser repuesto para asegurar la producción de energía para una nueva contracción muscular. Cómo ya sabemos,  esta reposición en acciones de alta intensidad y corta duración se produce mediante la fosfocreatina cómo muestra la siguiente imagen:

PCr + ADP + H+ <----> Cr + ATP

 La concentración normal de total Cr (Cr + PCr) es de unos 125 mmol/kg músculo seco (Balsom et al., 1994), estando el 65% fosforilada en forma de fosfocreatina en reposo (Connet, 1987; Casey et al., 1996a). La supelentación con Cr parece que puede elevar la concentración de Cr intramuscular, por lo su posible efecto ergogénico puede suponer que: : 1) una mayor [PCr] proporciona más ATP para la contracción muscular en ejercicios de corta duración y elevada intensidad, 2) una mayor [PCr], junto con ADP y H+ produciría ATP y Cr durante el esfuerzo, lo que amortiguaría parte de la  bajada del pH y 3) el incremento del transporte de energía dentro de la célula producido por la Cr podría mejorar el desempeño en esfuerzos aerobios e intermitentes de alta intensidad, debido principalmente a que pueda tener un efecto amortiguador sobre el descenso del pH intramiocitario en esfuerzos intensos, ya que una mayor [PCr] intramiocitaria atenúa la caída de la [ATP] intramiocitaria, con la que la glucogenólisis se retrasa, tamponándose la caída del pH y teniendo en cuenta que la glucogenólisis se inicia prácticamente al comienzo del ejercicio intenso, mayor [PCr] intramiocitaria disminuiría la [H+] para producir ATP.

Parece obvio que tras lo expuesto, la suplementación con monohidrato de creatina en taekwondo es adecuada para incrementar el rendimiento. La duda surge ahora en cómo administrar la suplementación. Existen diferentes propuestas, hay autores que proponen una suplementación "aguda": Francaux et al. (2000), según los cuales la ingesta propuesta es de 21g Cr/día durante 14 días, Harris et al. (1993), en el que la suplementación de Cr en su estudio fue de 30g/día durante 6 días o Nelson et al. (2000), según los cuales el aporte debería ser 20g/día de monohidrato de Cr durante 7 días. Parece que la carga aguda y a corto plazo de Cr (20-25g Cr/día durante 5-10 días) produce efectos beneficiosos sobre el rendimiento en:

  • Ejercicios de alta intensidad y corta duración, donde la hidrólisis de PCr contribuye de forma predominante en la producción de ATP requerido, con mínima participación de la fosforilación oxidativa, debido a que la ingesta de Cr incrementa los depósitos intramusculares de PCr. 
  • Ejercicios donde se produzca una excesiva bajada del pH intracelular, ya que la hidrólisis de PCr actúa como buffer del descenso del pH, debido a que se consume un hidrogenión. 
  • Ejercicios donde el transporte de fosfatos de alta energía en el interior de la célula muscular sea importante, como ocurre en ejercicios intensos separados entre sí por pequeños períodos de recuperación o en ejercicios donde predomine la fosforilación oxidativa, ya que el incremento de la [Cr total] intracelular facilita el transporte de ATP desde los sitios de producción hasta los de su utilización. 

Sin embargo, algunos estudios han contrastado que esta forma de aportar la Cr puede supone un amento de la masa del deportista entre 0.9 y 2.2Kg (Williams, 1998), un efecto no siempre deseado en nuestro deporte. 

Otros autores, (Rawson, E.S; Stec, M.J; Frederickson, S.J; y Miles, M.P., 2010) proponen una suplementación con dosis bajas (2-3gr/día durante 6 semanas) cómo forma de aumentar la concentración de Cr plasmática sin aumentar la a masa corporal, la masa libre de grasa, masa grasa, porcentaje de grasa corporal, el agua corporal total, después de la suplementación, manteniendo los beneficios sobre la fatiga antes descritos. Así mismo, parece que el mejor momento para realizar el aporte de Cr es cuando los depósitos de la misma se encuentran en los niveles más bajos, de forma que los receptores son más sensibles a su captación. Por este motivo es recomendable que su ingesta se produzca durante o inmediatamente después del esfuerzo. 





martes, 25 de febrero de 2014

Análisis biomecánico del Bandal Chagui.

En este post se expondrá el análisis biomecánico de una de las técnicas más comúnmente utilizada por los deportistas durante los combates: el bandal chagui. Para ello volveremos a servirnos de los estudios realizado por el Dr. Ramón Olivé durante el año 2005 con los deportistas del equipo español de taekwondo y los datos que este mismo proporciona. 

En su estudio, para ver el comportamiento de los grupos musculares más representativos del tronco, cadera y extremidades inferiores, así como las fuerzas que se generan tanto en la pierna de apoyo como en la de impacto, el Dr. Olivé, aunó la señal EMG, la utilización de la plataforma de fuerzas y la videografía. Para ver la implicación de cada grupo muscular y las fuerzas generadas, se ha dividido la técnica en tres periodos en función del momento en que se produce el contacto de la pierna de apoyo sobre la plataforma de fuerzas: Periodo I (apoyo bipodal), Perido II (apoyo Unipodal), Periodo III (impacto).

Los datos que se exponen no son absolutos para todos los individuos, pues pueden variar en función de la anatomía y capacidad técnica. Sin embargo, son una referencia fiable para comprender la biomecánica de esta técnica, puesto que al estudio se han sometido deportistas de alto nivel con un desempeño motor muy elevado. 

Biomecánica de la tácnica Bandal Chagui.

En la primera fase de inicio del movimiento la cadera de apoyo se encuentra con una flexión de 72,21º y una abdución de 16,75º, mientras que la cadera de impacto presenta una flexión de 23, 26º y una abducción de 3,33º, es decir, en una posición prácticamente neutra. Durante esta primera fase, la extremidad de impacto alcanza su máxima extensión (9,8º) y la pierna de apoyo alcanza la máxima adducción (2,4º).

Durante la segunda fase se produce un pivotaje de la pelvis sobre la extremidad de apoyo para proyectar la extremidad de golpeo. En este momento, las fuerzas que actúan sobre ambas caderas alcanzan los niveles máximos de velocidad lineal y angular. Se encuentra una flexión de 52,69º y una abducción de 0,12º, en la cadera de la pierna de apoyo. Mientras en la cadera de la pierna de ataque se presenta un flexión de 15,16º y una abducción de 0,72º preparando se para proyectar la pierna hacia el adversario. Aquí se alcanza la máxima extensión de la pierna de apoyo.

En la tercera Fase o de impacto propiamente dicha la pierna de apoyo presenta una flexión de 23,64º y una abducción de 43,88º, la cadera de impacto presenta una flexión de 73,91º y una abducción de 57,02, su máxima flexión en la fase de postimpacto.

A continuación se presenta una tabla en la que se indican los principales grupos musculares que intervienen en cada fase de la técnica. Debemos tener en cuenta la lateralidad: la pierna derecha será la de golpeo y la izquierda será la pierna de apoyo.



Si queréis conocer más a fondo el estudio biomecánico de esta y otras técnicas podéis pinchar en el siguiente enlace para acceder a la tésis Estudio de la cadera del practicante de taekwondo. 

Estudio de la cadera del practicante de Taekwondo. Dr. Ramón Olivé

jueves, 13 de febrero de 2014

Tesis doctoral: Estudio de la cadera del practicante de Taekwondo. Dr. Ramón Olivé.


En el año 2005 el Dr. Ramón Olivé Vilás presentaba su tesis doctoral titulada "Estudio de la cadera del practicante de Taekwondo". En ella se analizan los mecanismos de aparición de lesión, valorando las fuerzas que se desencadenan en la cadera durante las principales acciones, los arcos de movilidad que exigen y los la correspondiente activación de los músculos que allí se insertan. En este estudio participaron deportistas como Juan Antonio Ramos, Jon García o Iván Ron. Las conclusiones con las que finalizaba son las siguientes:

1. ¿En que entidad patológica podemos encuadrar la afección de la cadera del practicante de Taekwondo?

El 40% de los practicantes de taekwondo, con un a edad media de 24,68 años, presentan criterios de artosis en su cadera.

2. ¿Existe una mayor incidencia en función de sexo, valores antropométricos,  edad de inicio de la práctica deportiva, horas de práctica o pierna dominante? 

Los parámetros como sexo, edad, valores antropométricos, edad de inicio de la actividad, horas de práctica semanales y pierna dominante o  de apoyo no tienen significación estadística de una mayor incidencia de artrosis. Pero si existe una incidencia mayor a localizarse las lesiones en la pierna de apoyo. 

3. ¿Qué sintomatología define el cuadro y su repercusión sobre la funcionalidad de la articulación?

La rigidez matutina es un síntoma precoz que con el tiempo evolucionará hacia una limitación de la movilidad que mejora con el transcurrir del día y la actividad física.

4. ¿Qué tipo de lesiones anatomopatológicas son las más frecuentes en estos deportistas? 

Se caracterizan por ser un proceso proliferativo, siendo el osteofito pericapital la lesión más frecuente mientras que el pinzamiento articular es de aparición tardía.

5. ¿La estructura anatómica de la cadera es un factor de riesgo? 

Los valores displásicos en el ángulo VCA de la cadera derecha cuando esta presenta artrosis son estadísticamente significativos (p= 0,018). El ángulo HTE no llega a tener significación estadística pero está cercano a ello (p=0,068). Ambos ángulos cuando son displásicos los podemos considerar un factor de riesgo.

6. ¿Qué exploraciones complementarias nos ayudan más al diagnóstico precoz de esta entidad patológica? 

La radiología simple con las proyecciones incluidas en el protocolo (frente de pélvis, falso perfil y proyección de Dunlap) es una buena técnica para el diagnóstico inicial de presunción, mientras que la RMN y la TAC son los métodos más exactos para valorar fenómenos proliferativos (osteofitos, esclerosis, geodas) así coma para valorar el adelgazamiento del cartílago articular.

7. ¿Qué fuerzas se desarrollan en el seno de la articulación, qué rangos de movilidad se producen y cómo se comportan los diferentes grupos musculares tanto de la pierna de apoyo como de la pierna dominante (golpea al contrario) durante la ejecución de las diferentes técnicas básicas de ataque? 

El salto es el mecanismo que aparece como una de las causas principales en la génesis de la artrosis del taekwondista junto con los movimientos extremos de flexión, rotación interna y abdución forzada.

La EMG-dinámica se muestra como la más útil para el estudio de las fuerzas que tienen lugar en la cadera durante la ejecución de las diferentes técnicas, al permitir analizar el tiempo de trabajo y el porcentaje, en relación a la contracción máxima isométrica, en cada músculo que actúa en las diferentes fases de la ejecución técnica.

El Dolyo chagui es la técnica con mayores picos de carga sobre la cadera y por tanto presumiblemente sería la que ocasiona una mayor repercusión patológica. Mientras que el Tuit chagui y el Mondolyo 

A continuación, podréis acceder a la tesis completa del Dr. Ramón Olivé Vilás pincahndo en el siguiente enlace:

La cadera del practicante de Taekwondo

martes, 4 de febrero de 2014

Componentes y determinantes de la flexibilidad (2).

Continuando con el anterior post, Componentes y determinantes de la flexibilidad (1), hablaremos de los factores neurofisiológicos y extrínsecos que condicionan el entrenamiento y desarrollo de esta cualidad. A lo largo de este texto intentaremos explicar brevemente los componentes nerviosos que intervienen en la capacidad de elongación del músculo (el reflejo miotáctico o de estirámiento, el reflejo miotáctico inverso y el reflejo de inhibición recíproca), así como los principales condicionantes extrínsecos para el entrenamiento de la flexibilidad.

2. Factores neurofisilógicos.

Los factores y condicionantes neurofisiológicos van a intervenir exclusivamente sobre el componente muscular, con el objetivo de reducir el tono o tensión del músculo para facilitar su extensibilidad. Sobre los componentes ligamentosos ya se ha visto en la entrada anterior que los parámetros relevantes que permitirán mayor o menor elongación son principalemente la composición y comportamiento mecánico de los tejidos, así como la forma y disposición de las articulaciones. 

Los factores neurofisiológicos que van a intervenir sobre la capacidad de extensión del músculo son tres: el reflejo miotáctico, el reflejo miotáctico inverso y el reflejo de inhibición recíproca. 

2.1 Reflejo miotáctico.

Para comprender el funcionamiento de este reflejo debemos conocer los componentes neurales que participan en el funcionamiento del mismo.  En primer lugar, situado en el vientre muscular, contamos con un receptor de estructura compleja denominado huso neuromuscular, compuesto por fibras sensoriales y fibras motoras propias. Este receptor transmitirá información al sisteman nervioso de los cambios en el estiramiento del músculo. Cuando el músculo se estira de forma repentina, brusca o en exceso, el huso neuromuscular emitirá una señal a la médula, en donde se excitarán una serie de motoneuronas alfa que enviarán al músculo la orden de contraerse con el fin de evitar una posible rotura.


En la imagen, podemos apreciar como una fuerza genera un estiramiento repentino en el músculo, activando el huso neuromuscular, el cual envía esta información a la médula. Inmediatamente, se activa una motoneurona que estimula al músculo para contraerse. 

Sin embargo, si se mantiene una posición de estiramiento con la tensión necesaria como para activar el reflejo miotáctico, la señal del huso neuromuscular se va adaptando, produciéndose una inhibición de este mecanismo y se va a reducir el tono muscular. De esta forma, se conseguirá ganar capacidad de deformación del músculo y, en consecuencia, aumento de la capacidad de estiramiento.

Para producir la inhibición del reflejo miotáctico, es necesario mantener la posición de estiramiento entre 6-8 segundos, ya que este es el tiempo mínimo de adaptación del receptor nervioso. En consecuencia, estirar menos de este tiempo no aporta ningún efecto para la reducción de la tensión que aporta el sistema muscular cuando es factor limitante de la movilidad (Bandy, Iron y Briggle, 1997).

2.2. El reflejo miotáctico inverso.


En este caso, el receptor nervioso que informará al Sistema Nervioso Central de la situación del músculo se encuentra en el tendón y se denomina órgano tendinoso de Golgi (OTG). Cuando aumenta la tracción que el músculo ejerce sobre el tendón, bien por una contracción excesiva o por un estiramiento prolongado. Cuando esto ocurre, el OTG envía información a la médula inhibiendo por vía refleja la motoneurona alfa encargada de la contracción, logrando una relajación del músculo ganado así mayor capacidad de elongación. 


Este mecanismo necesita un tiempo de adaptación de al menos unos 6-8 segundos para entrar en funcionamiento.

2.3. Reflejo de Inhibición Recíproca.

Este es el mecanismo más sencillo. Cuando un músculo se contrae (agonista), el músculo contrario (antagonista), se relaja (inhibe) para permitirle el movimiento. Este fenómeno se denomina inhibición recíproca y ocurre en todos los movimientos. Por este motivo, cuando estamos estirando si contraemos el músculo contrario, conseguiremos mayor relajación en el músculo que pretendemos elongar.  

3. Factores externos.

Estos son el sexo (las mujeres tienen menor masa muscular, menor stiffnes muscular y mayor laxitud ligamentosa), la edad (puesto que esta cualidad física involuciona desde el nacimiento, pero sobretodo a partir de los 10-12 años), la hora del día (por la mañana el músculo se deforma menos), y por su puesto la temperatura externa e interna (con mayor temperatura, mayor capacidad de elongación).

En próximas publicaciones expondremos los métodos propuestos por diferentes estudios como los más adecuados para el desarrollo de la flexibilidad, una cualidad que cada vez es más y más determinante en el TKD.